El niñ@ de 6 a 11 años

DESARROLLO DEL LENGUAJE

 

Los niños que están comenzando la edad escolar deben ser capaces de usar oraciones simples pero completas, con un promedio de 5 a 7 palabras. A medida que el niño progresa a través de los años de escuela elemental, la gramática y la pronunciación se vuelven normales y al ir creciendo usan oraciones más complejas.

 

El retraso en el desarrollo del lenguaje puede deberse a problemas auditivos o de la inteligencia. Además, los niños que no son capaces de expresarse bien pueden ser más propensos a tener comportamientos agresivos o rabietas.

 

Un niño de 6 años normalmente puede seguir una serie de tres órdenes consecutivas. Hacia la edad de 10 años, la mayoría de los niños pueden seguir cinco órdenes consecutivas. Los niños que tienen un problema en esta área pueden tratar de cubrirlo volviéndose contestatarios o haciendo payasadas y rara vez pedirán ayuda porque temen que se burlen de ellos.

 

COMPORTAMIENTO

 

Las dolencias físicas frecuentes (como dolor de garganta, de estómago y en las extremidades) pueden deberse simplemente a un aumento de la conciencia corporal del niño. Aunque no suele haber evidencia física que corrobore dichas dolencias, es necesario investigarlas tanto para descartar una posible enfermedad importante como para asegurarle al niño que el padre se preocupa por su bienestar.

 

La aceptación de los compañeros se vuelve cada vez más importante durante los años de edad escolar. Los niños pueden involucrarse en ciertos comportamientos para formar parte de "un grupo". Hablar acerca de estos comportamientos con el niño permitirá que éste se sienta aceptado en dicho grupo, sin cruzar los límites de los patrones de comportamiento en la familia.

 

Las amistades a esta edad tienden a establecerse principalmente con miembros del mismo sexo. De hecho, los niños de esta edad a menudo hablan de lo "extraños" y "feos" que son los miembros del sexo opuesto. Los niños se vuelven menos negativos hacia el sexo opuesto a medida que se acercan a la adolescencia.

 

Mentir, hacer trampa y robar son todos ejemplos de comportamientos que los niños en edad escolar pueden "ensayar" a medida que aprenden a negociar las expectativas y normas establecidas para ellos por la familia, los amigos, la escuela y la sociedad. Los padres deben manejar estos comportamientos en forma privada (para que los amigos del niño no lo molesten). Los padres deben igualmente perdonar y castigar de manera tal que guarde relación con el comportamiento.

 

La capacidad para mantener la atención es importante para alcanzar el éxito tanto en la escuela como en el hogar. Un niño de 6 años de edad debe ser capaz de concentrarse en una tarea durante al menos 15 minutos. Hacia la edad de 9 años, un niño debe ser capaz de enfocar su atención durante aproximadamente una hora.

 

Para el niño, es importante aprender a hacerle frente al fracaso o la frustración sin perder la autoestima.

 

SEGURIDAD

 

La seguridad del niño en edad escolar es importante.

  • Los niños en edad escolar son muy activos. Ellos necesitan actividad física y aprobación de sus compañeros y desean intentar comportamientos más osados y aventureros.
  • A los niños se les debe enseñar a participar en deportes en áreas adecuadas, seguras y supervisadas, con un equipo apropiado y las reglas del caso. Las bicicletas, las patinetas, los patines en línea y demás equipos para deportes recreativos deben ajustarse al niño. Deben utilizarse sólo mientras se sigan las reglas para conductores y peatones y mientras se use equipo de seguridad, como abrazaderas, rodilleras, coderas, protectores de muñeca y cascos. Los equipos deportivos no deben utilizarse en la oscuridad ni bajo condiciones climáticas extremas.
  • Las clases de natación y de seguridad en el agua pueden ayudar a prevenir ahogamientos.
  • Las instrucciones de seguridad en relación con el uso de fósforos, encendedores, parrillas, estufas o fogatas abiertas pueden evitar quemaduras mayores
  • El uso de cinturones de seguridad es la forma más importante para la prevención de lesiones mayores o muerte por accidente automovilístico.

 

CONSEJOS PARA LA CRIANZA

 

  • Si el desarrollo físico del niño parece estar fuera de la norma, consulte con el médico.
  • Si las habilidades de lenguaje parecen retrasarse, solicite una evaluación de lenguaje y pronunciación.
  • Mantenga una comunicación estrecha con los maestros, otros empleados de la escuela y los padres de los amigos del niño, de manera que usted sea conocedor de posibles problemas.
  • Estimule a los niños a expresarse abiertamente y a hablar de sus inquietudes sin miedo a represalias.
  • Mientras se alienta a los niños a participar en diversas experiencias sociales y físicas, tenga cuidado de no programarles demasiadas actividades en su tiempo libre. El juego libre o simplemente el tiempo de descanso es importante para que el niño no siempre se sienta presionado por el rendimiento.
  • En la actualidad, los niños están expuestos a través de los medios de comunicación y de sus compañeros a muchas cuestiones relacionados con violencia, sexualidad y drogadicción. Hable de estos temas con sus hijos en forma abierta para compartir inquietudes o corregir conceptos errados. Puede ser necesario establecer límites para garantizar que los niños estarán expuestos a ciertos asuntos sólo cuando estén preparados para ello.
  • Estimule a los niños a participar en actividades constructivas, como deportes, clubes, artes, música y programas de niños exploradores. La vida sedentaria a esta edad incrementa el riesgo de sufrir obesidad de por vida. Sin embargo, es importante no programar demasiadas actividades para el niño. Trate de encontrar un equilibrio entre el tiempo con la familia, los trabajos escolares, el juego libre y actividades estructuradas.
  • Los niños en edad escolar deben participar en las tareas de la familia, como organizar la mesa para comer y realizar la limpieza.
  • Limite el tiempo frente a la pantalla (televisión y otros medios) a dos horas al día.

 

El niño de 6 a 8 años

El niñ@ de 6 a 8 años A la edad de los seis años, el niñ@ inicia el período de la escolarización obligatoria y este hecho marcará este período, dado que gran parte de la actividad del niñ@ se dirige a la tarea escolar, lo cual le va a exigir el desarrollo de habilidades y destrezas orientadas hacia el éxito.

Debe conocer lo que esperan de él /ella sus maestr@s, la propia escuela y además conseguir la aceptación del grupo.

 

EL DESARROLLO FÍSICO

 

El niñ@ consigue grandes avances en el desarrollo psicomotor. Hace grandes logros en la coordinación visomotora, lo cual, le facilitará aprendizajes escolares y adquiere más conocimientos sobre el esquema corporal. Su lapso de atención aumenta, pudiendo trabajar por períodos más largos.

 

EL DESARROLLO SOCIAL

 

Se va iniciando en la asunción de responsabilidad en sus actos, tareas y pertenencias así como en la aceptación de las normas.

Necesita que le ayuden a tener confianza en sí mismo como miembro de la sociedad.

Es soñador/a y muy sensible a la aprobación o desaprobación de los demás.

Distingue las diferencias sexuales, tienden a explorar o reírse de las funciones orgánicas de otros niñ@s.

 

EL DESARROLLO INTELECTUAL

 

Comprende mejor la realidad. Tiene una inteligencia concreta porque es capaz de realizar operaciones lógicas, pero siempre sobre un ejemplo concreto.

Razona, deduce, analiza y saca conclusiones, pero necesita apoyarse sobre hechos reales, imágenes o recuerdos.

El carácter operatorio del pensamiento se alcanza, según Piaget, alrededor de los 7 años, con la aparición de la noción de conservación de la materia, como acción mental interiorizada y reversible.

 

EL DESARROLLO DEL LENGUAJE

 

Se produce un gran enriquecimiento del lenguaje y sus posibilidades comunicativas le facilitan el diálogo en las relaciones sociales.

 

AUTONOMÍA

 

Para su desarrollo global es necesario fomentar su autonomía y darle responsabilidades de forma proporcionada a sus posibilidades (ordenar su cuarto, hacer pequeños recados, lavar, secar y colocar piezas fáciles). Ya tiene adquiridos los hábitos de autocuidado personal.

 

PAUTAS EDUCATIVAS

 

Ante estas características y necesidades, podemos establecer las siguientes pautas en las educación familiar:

•Ambiente de justicia, sinceridad y de respeto.

•Tener en cuenta las diferencias de personalidad y sexo.

•Razonar con él/ellaDarle una pequeña cantidad de dinero.

•Vigilar sin que se sienta vigilado.

•Darle responsabilidades.

 

Conviene evitar:

•Normas excesivas y exigentes.

•Ordenes sin explicación.

•Incoherencia entre lo dicho y lo hecho.

•Castigos no aceptados.

•Pedirle cuentas de todo.

•Dárselo todo hecho.

•Reñirle como a un niñ@ pequeñ@.

 

Fuente: Apoclam

El niñ@ de 9 a 11 AÑOS

La Preadolescencia

 

Se han superado las dificultades de adaptación escolar, pero en esta época, los chic@s se ven sometidos de nuevo, a otro proceso de adaptación, que muchas veces es difícil.

9-11Es un período de preparación para la adolescencia, de descubrimientos, que les lleva al conocimiento de distintas formas de comportamiento, dentro del grupo de su edad, las cuales resultan atractivas pero que son distintas de las que se les ha enseñado en casa, aunque igualmente importantes.

Todas estas circunstancias originan una conducta no siempre satisfactoria para los padres y madres, que se quejan de que el niñ@ es desobediente, perezoso, desaliñado, burlón, explosivo en sus reacciones y se desesperan por la poca influencia que pueden ejercer sobre él.

Conviene saber que el proceso de desarrollo de su personalidad, las fuerzas de crecimiento, se manifiestan de manera muy variada: en ocasiones con signos apenas evidentes, y otras veces de forma muy llamativa y aparatosa.

En estos años, los chic@s sienten una identificación, cada vez mayor, con su familia, a pesar de la tendencia al alejamiento. Esta identificación, paradójicamente, la pone de manifiesto separándose más del círculo  familiar y mostrando sentimientos de vergüenza ante cualquier defecto que descubre en su familia  y en todo el ambiente doméstico.

Los chic@s de estas edades se comprenden mejor a sí mismos y tienen cierta capacidad para enjuiciar a los demás. Esta capacidad la utilizan en sus múltiples relaciones, tanto familiares como con sus iguales, lo que favorece la socialización. No siempre está seguro de sí mismo, pero intenta organizar nuevas experiencias.

En general, a pesar de las dificultades que se originan por su variable comportamiento, el chic@ que se siente comprendido y aceptado, tiene muchos momentos de satisfacción y orgullo y puede desarrollar una aceptable camaradería con adultos y compañer@s a lo largo de estos tres años.

Desde el desarrollo cognitivo, el niñ@ de esta etapa se encuentra en el estadio de las operaciones concretas, caracterizado por:
  • La capacidad de relacionar y dominar nociones correspondientes a clases, relaciones y cantidades.
  • Tener su pensamiento ligado a los datos de la realidad.

Hacia el final de esta etapa:
  • Comienza a desarrollar la capacidad de abstracción y de razonamiento lógico-abstracto, es decir, la capacidad de razonar, independientemente de los datos concretos.
  • Da lugar al pensamiento hipotético deductivo, basado en el manejo de procesos lógicos y abstractos.